Contaminación en el Lago Llanquihue: Ejemplo de la importancia de la planificación urbana

Contaminación en el Lago Llanquihue: Ejemplo de la importancia de la planificación urbana

Muchas veces la Sustentabilidad se asocia con conceptos como reciclaje y medio ambiente, pero ese concepto también está referido al crecimiento urbano sustentable, a la arquitectura y construcción sustentable y además a la infraestructura de la ciudades y su proyección hacia el futuro en cuanto crecimiento.

Esto último significa considerar cómo utilizamos hoy los recursos y qué dejamos a las próximas generaciones.

En esta ocasión nos gustaría hablar sobre un tema que ha estado marcando la agenda noticiosa del sur de Chile. Se trata de la contaminación del lago Llanquihue, el segundo más grande del país, ubicado en la región de Los Lagos, lugar donde desde hace más de una década se ha venido incrementando el número de habitantes en áreas urbanas lacustres.

Este fenómeno se ha visto con bastante fuerza en  Puerto Varas, por su cercanía a los polos de desarrollo productivo y centro de servicios. La comuna se ha poblado explosivamente de familias provenientes de otras zonas del país y del extranjero, las que se han asentado en esta ciudad gracias al floreciente auge de distintas industrias, como la salmonicultura y el turismo.

Esto, porque las comunas más extensas como Puerto Varas y Frutillar, además de contar con un entorno privilegiado,  entregan a sus habitantes una excelente calidad de vida y la posibilidad de desarrollarse lejos de las urbes.

Sin embargo, sólo en Puerto Varas, este crecimiento acelerado (5% anual) ha traído una serie de problemas relacionados con la falta de planificación urbana, como, entre otros ejemplos, la  congestión vehicular y la contaminación del lago por falta de colectores de aguas lluvia, tema fundamental que hoy está obligando a la comuna a generar un nuevo Plan regulador y poner en pausa hasta el 2018 los permisos de edificación para edificios y proyectos inmobiliarios.

La alerta saltó a la luz pública luego de que vecinos de la comuna mostraran restos orgánicos (provenientes del alcantarillado) flotando en el lago. Es así, que la población se movilizó y se organizó una marcha, por lo que las autoridades debieron tomar en serio este problema. Incluso luego de ello invitaron a la prensa a sobrevolar el lago, para apreciar la contaminación generada, según ellos, por la empresa encargada del tratamiento de aguas.

Y es que el Lago Llanquihue, a pesar de ser uno de los más grandes de Chile, ha superado el límite de su capacidad de regeneración. Tiene un lento recambio del agua, se renueva cada 70 años.

Por ello es de suma importancia la planificación urbana y la buena elección de la arquitectura y construcción de la ciudad, es necesario seguir las leyes y normativas vigentes,  que a gran escala, es lo mismo que ocurre en la vida cotidiana. Se debe planificar para crecer sosteniblemente, de lo contrario, tarde o temprano se generarán problemas asociados a la falta de visión de un futuro mejor y para todos.