Este verano conoce la increíble arquitectura de la Décima Región, Chile.

Este verano conoce la increíble arquitectura de la Décima Región, Chile.

Todos los veranos llegan turistas al sur de Chile, atraídos por la indudable belleza natural, paisajes y calidad de vida, pero también por la arquitectura típica de la zona.

Con el fin de incorporar nuevas tierras y ejercer soberanía nacional en el sur de Chile, en 1845 en el gobierno de Manuel Bulnes y la Ley de Colonización promulgada durante ese año, la cual buscaba atraer a profesionales para colonizar el territorio, finalmente en 1850 Vicente Pérez Rosales desembarcó en Puerto Montt con decenas de familias alemanas que se instalaron a orillas del lago Llanquihue.

La influencia europea, principalmente alemana, dan origen a lo que hoy es parte del patrimonio arquitectónico del sur de Chile.

Fueron los colonos alemanes y suizos quienes con su llegada a fines del siglo XIX a Puerto Varas, dejaron varios ejemplares arquitectónicos que dan vida al barrio patrimonial de la ciudad, el cual es un excelente panorama para visitar en temporada de verano, y lo mejor es que este recorrido de 2 horas apróximadamente se puede hacer caminando, estos sectores de la ciudad son: San Ignacio, Estación y Costanera.

A continuación te dejamos fotos de algunos de los declarados monumentos históricos de Puerto Varas en el año 1992.Casa Kuschel, fue edificada en 1915. Monumento Nacional, su estructura de entramado de roble con muros entablados en horizontal y zócalo de piedras, su techumbre es una cúpula revestida en metal

Casona Alemana, La Casa Klenner-Kaschel, también conocida como casona alemana de Puerto Varas, edificada para uso residencial. La estructura es de madera, revestida en su exterior con planchas de fierro acanalado y adornada con vanos y cornisas de estilo neoclásico.

Iglesia Parroquial del Sagrado Corazón de Jesús, la comunidad católica de la ciudad de Puerto Varas le solicitaron a 2 arquitectos: Edmundo Niklitschek y Bernardo Klenner, la edificación de una parroquia cuya arquitectura fue inspirada en la iglesia de Marienkirche de la Selva Negra en Alemania, esta fue inaugurada en 1918. Se caracteriza por su estilo neo-románico, su estructura fue fabricada con maderas nativas (ulmo y roble) al igual que su revestimiento (mañío y laurel) su frontis coronado por una gran torre que incluye esferas de reloj en tres de sus caras. La parte exterior fue cubierta con planchas de fierro y en su techumbre se utilizaron tejuelas de alerce. 

Frutillar es una ciudad, ubicada en la ribera oeste del lago Llanquihue, en la región de Los Lagos. Al igual que Puerto Varas se caracteriza por sus bellos paisajes, pero también por las tradiciones alemanas que ha logrado mantenerse desde sus colonizadores, y que actualmente son un gran atractivo turístico, al igual que la heredada y mantenida arquitectura con influencia alemana. Otro atractivo turístico de esta localidad es el Teatro del lago, el cual se ha convertido el centro musical del sur de Chile. 

Unas de las descendencia arquitectónica  son el Templo Luterano de Frutillar Bajo y el actual Museo Colonial Alemán. 

El templo luterano de Frutillar Bajo presenta estilo neogótico simple y sutil, se edificó al alero de la colonización alemana de la zona a mediados del siglo XIX. Esta Iglesia corresponde a un modelo arquitectónico foráneo, ejecutado con técnicas y materiales autóctonas, fue construido en planta basilical, ejecutado en madera, con una torre en su fachada principal, con cubierta a dos aguas.

El Museo Colonial Alemán es un punto turístico que busca revivir el estilo de vida que tenían los colonos alemanes en su época. Este museo fue fundado en 1981, en su interior se puede apreciar el Molino de agua, el Campanario, la Casa y Taller del Herrero, la Casona de Campo, el cementerio y los maravillosos y amplios jardines que lo caracterizan, sin duda una parada interesante, cultural e imperdible en el Sur de Chile.

Otra patrimonio arquitectónico que llama fuertemente la atención a miles de turistas y es una panorama imperdible en el sur de Chile son los palafitos e iglesias de madera y tejuelas de alerce, ubicados en la Isla Grande de Chiloé. Los palafitos son viviendas levantadas sobre pilares o estacas construidas a la orilla del mar, laguna o lagos, en Chiloé poseen una identidad propia y se levantaron estas construcciones para aprovechar la costa durante la expansión comercial del siglo, estas edificaciones se pueden encontrar principalmente en la ciudad de Castro. Las iglesias Chilotas fueron construidas en madera entre los siglos XVIII y XX. Al igual que los monumentos históricos de puerto varas, pero en el año 2000 y 2001, 16 iglesias de la isla fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Este verano en vacaciones, anímate a conocer el bello patrimonio arquitectónico de la décima región, si duda un panorama que te sorprenderá, además de los bellos paisajes de la zona. 

Si te gustó este blog no dudes en compartir  en tus redes sociales