Formas de decorar solo con color: aplica el color en tu casa y verás como influye en tu estado de ánimo

Formas de decorar solo con color: aplica el color en tu casa y verás como influye en tu estado de ánimo

¿Sabías que los colores que nos rodean influyen en nuestro estado de ánimo y en nuestro bienestar emocional? Aunque todos somos diferentes, estudios como el llevado a cabo por el doctor David Murray de la Universidad de Manchester revelan que sin importar nuestra edad, género o posición social, los colores y su tonalidad tienen el mismo efecto en todos nosotros.

En base a esto, hemos recopilado información de los colores que pueden influir de forma positiva, en las diferentes habitaciones de tu hogar y qué connota cada uno.

Cocina: Es una habitación de gran actividad por lo que se recomienda utilizar tonos más estimulantes como el rojo que evoca fuerza, energía, pasión, entre otros. Además el Blanco es muy utilizado por connotar pureza y limpieza. El verde es otro color que le va bien a la cocina por su relación con la naturaleza lo que transmite frescura.

Habitación matrimonial: Al contrario de la cocina, el dormitorio es un lugar para el descanso, por lo que no se recomienda utilizar tonos tan potentes, más bien combinar algunos tonos cálidos como el rosa y anaranjado, que son colores que evocan delicadeza, relajación, cariño y sensibilidad, perfecto para el dormitorio matrimonial.

Dormitorio de niños: Para los niños los tonos azules y verdes son los favoritos ya que transmiten la sensación de tranquilidad y armonía del cielo y el crecimiento y expansión de la naturaleza, lo que favorece la reflexión y creatividad de los más pequeños, además de ayudar en que su descanso sea más reconfortante.

Estancias: El amarillo es un color que da la sensación de alegría y ayuda a fomentar la creatividad e inteligencia, además de aportar mucha luz al espacio, lo que es ideal para estancias y salones de estudios.

Salón, comedor: Los colores cálidos son perfectos para los ambientes sociales del hogar, los tonos naranjos y amarillos inspiran calidez y energía, además propician la comunicación y se relacionan con la capacidad de abrir el apetito, también otorgan más luz a la habitación, lo que los hace ideal para salones mas pequeños.

Baños: Para el baño, la mejor opción son el blanco y el azul ya que ambos tonos transmiten pureza y limpieza, lo que hace más óptimo este lugar.