Un día en la vida de un arquitecto del sur de Chile: Aníbal Almazán

Un día en la vida de un  arquitecto del sur de Chile: Aníbal Almazán

Ser un arquitecto, no es sólo eso y ya. Es mucho más, porque constituye un estilo de vida, en donde muchas veces les toca ser imaginativos, productivos, asumir distintas realidades, buscar soluciones y por supuesto ir reinventándose de acuerdo a las necesidades globales.

Aníbal Almazán, arquitecto fundador de la empresa Almazán Arquitectura Construcción en la ciudad de Puerto Varas, nos cuenta sobre lo qué significa ser un arquitecto hoy en día en el sur de Chile y como se desenvuelve diariamente en su trabajo.

En cuanto a tu decisión profesional ¿Cuál fue el factor que te llevó a tomar la decisión de ser arquitecto y perseverar en este estilo de vida?
Siempre me llamaron la atención los espacios que evocan algo especial, el manejo de la luz y cómo la arquitectura impacta en nuestras vidas. A su vez, entender las distintas formas de expresión aplicada a la realidad cotidiana de las personas para mi es fundamental. Por eso, cuando salí de Universidad traté de que el foco de mi trabajo tuviera un impacto directo para familias, personas reales, mejorando su calidad de vida y bienestar.

¿Cuál fue el proceso personal de formar lo que hoy es Almazán Arquitectura y Construcción?¿Cuáles son sus cualidades y valores que destacan?
Con mi hermano que es Constructor, nos propusimos diseñar y construir casas que respondieran a las necesidades de las personas, aplicando tecnología y materiales que se ajustaran a la realidad local, como es el sur de Chile. Una de las mayores virtudes que vemos en nuestra actividad es el compromiso de hacer las cosas bien, entregar soluciones factibles después de analizar y estudiar las problemáticas que se nos presentan.

El sur de Chile se destaca por su indudable naturaleza y paisajes. Como el líder de una empresa, ¿cómo puedes proteger estas características naturales?
Claramente esta zona se destaca por su entorno natural, nuestro equipo humano de Almazán Arquitectura y Construcción busca soluciones bioclimáticas y sustentables en los diversos proyectos, además que posean eficiencia energética, conceptos arraigados en la generación de nuestras ideas, cuyo fin es colaborar de alguna manera con el medioambiente. 

¿Qué proyecto es relevante y que refleja lo anteriormente mencionado?
Uno de los proyectos desafiantes en este sentido fue  Casa Mirador, el concepto básico de esta casa fue lograr una vivienda eficiente energéticamente, además de aprovechar al máximo las vistas. La experiencia fue tan buena, que resultó ser la primera casa de Puerto Varas certificada energéticamente por el Sistema de Calificación Energética de Viviendas del MINVU.  Esta vivienda refleja notablemente nuestra preocupación por el cuidado del medio ambiente, y no sólo eso, su bajo costo de mantención también dejó a los clientes felices.

¿Cómo es un día normal en tu vida como arquitecto?

Todos los días son distintos, pero en general uno parte organizando el día con los colaboradores, que realizan distintas labores para cada proyecto. Algunos en terreno y otros en oficina. Es importante no sólo estar al tanto, sino que acompañar cada etapa y cada proceso de diseño y construcción, para que el resultado sea óptimo.

Trato de dedicar un tercio de mi tiempo en el desarrollo de los proyectos de Arquitectura, que conlleva reuniones con clientes, desarrollo de proyectos y soluciones a desafíos que presenta cada casa. Otro tiempo lo dedico a la supervisión y coordinación de las construcciones. Es necesario que los trabajos se ejecuten de acuerdo a la programación cuidando de mantener siempre la calidad técnica, los tiempos comprometidos y el presupuesto correspondiente. Por último, parte de mi día está destinado a evaluar nuestro trabajo general, analizar los resultados y pensar en cómo mejorar continuamente.

¿Qué valores propones diariamente en tu equipo de trabajo? 

  • Organización, se necesita ser organizados y saber las tareas que cada uno tiene que realizar. 
  • Motivación y proactividad en hacer las cosas bien, hacer las cosas con una actitud positiva.
  • Confianza, en el trabajo personal y también en el compromiso de los demás en sus diferentes tareas.
  • Responsabilidad, ya sea individual y con el equipo. Cada uno tiene que tener claro sus responsabilidades y la de los demás para que todo funcione y apunte al logro de objetivos.

El trabajo en equipo es un gran valor para lograr una organización y el éxito de toda meta. 

Si te gustó este blog no olvides compartirlo en tus redes sociales.